hemorragia-subconjuntival

¿Hemorragia subconjuntival? Estas son sus causas y tratamiento

¿Se ha levantado esta mañana y, al mirarse al espejo, ha descubierto un rojo intenso asomando por la esclerótica de su ojo? No se asuste. Se trata de una hemorragia subconjuntival, también conocida como derrame ocular o hiposfagma. Este tipo de sangrados en la parte blanca de su ojo se forman cuando se produce la rotura de un vaso sanguíneo en su globo ocular, algo relativamente fácil de ocurrir teniendo en cuenta su fragilidad. Cuando esto sucede, la sangre derramada queda atrapada entre la esclerótica y la conjuntiva bulbar, una fina capa transparente que la cubre. Es por eso que el ojo se nos enrojece y puede hacer que nos asustemos, pero se trata de una afección benigna que no tiene por qué suponer ningún problema, más allá de la estética. Hoy vamos a contarle cuáles son los factores que pueden desencadenarla y qué debemos hacer en cada caso.

¿Por qué se producen las hemorragias subconjuntivales?

 

Existen varios motivos por los que puede producirse una derrame ocular. El más común de ellos es la hipertensión arterial. Es por eso que, en el momento en que nos damos cuenta de que el derrame se ha producido, es importante medir la tensión arterial y acudir a un médico en caso necesario.

Las hemorragias subconjuntivales son indoloras y no suponen un problema en sí mismas. Aun así, en caso de un aumento súbito de la presión sanguínea en nuestras arterias, es importante que se controle.

Infecciones virales, intervenciones quirúrgicas, cualquier tipo de lesión ocular e incluso algunos medicamentos anticoagulantes, pueden ser también causantes de todo ello. Estos últimos es importante no tomarlos mientras tengamos el hiposfagma, o podríamos agravar la situación.

¿Existe algún tratamiento para el derrame ocular?

 

Este tipo de afecciones desaparecen solas en 2 o 3 semanas como máximo. A medida que el cuerpo reabsorbe la hemorragia, notará que el rojo se atenúa, dejando paso a un tono amarillento, hasta devolver a su esclerótica su blanco original.

En caso de molestias, le recomendamos que acuda a nuestro centro, y en AIO estudiaremos su caso particular. Recuerde que, si tiene cualquier duda, puede llamarnos al 935 193 636 y le asesoraremos en lo que necesite.