Miopía, hipermetropía y astigmatismo, ¿qué son? • AIO Oftalmologia
24422
post-template-default,single,single-post,postid-24422,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.2.1,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

Miopía, hipermetropía y astigmatismo, ¿qué son?

Se calcula que un 70% de la población tiene problemas visuales, eso es casi tres de cada cuatro personas. Los defectos más comunes son la miopía, la hipermetropía, el astigmatismo y la presbicia o vista cansada.

La miopía y la hipermetropía son anomalías muy similares y, a la vez, muy diferentes. Ambos son defectos refractivos que afectan la capacidad del ojo de enfocar las imágenes en la retina. Junto con el astigmatismo, son problemas que pueden ocurrir tanto durante la infancia, la adolescencia o la etapa adulta.

En el artículo de hoy queremos explicarle las diferencias entre los tres tipos de anomalías refractivas del ojo, con el objetivo de poder solucionarle cualquier duda que tenga:

  • Miopía. Se trata de un defecto muy común en el que las imágenes que percibe el ojo no son enfocadas adecuadamente en la retina, dificultando la visión de los objetos a larga distancia. La visión cercana, por el contrario, no se ve afectada. Esta condición es causada, generalmente, por un globo ocular algo más grande de lo normal.
  • Hipermetropía. Este defecto es todo lo contrario, en él ocurre que el ojo es algo más pequeño de lo normal. Las imágenes se enfocan detrás de la retina en lugar de directamente sobre ella. La característica principal es una visión borrosa en objetos cercanos.
  • Astigmatismo. Se trata de una imperfección de la córnea que impide que parte de ella enfoque correctamente las imágenes en la retina. Como resultado, existe un área borrosa dentro de una imagen clara. El astigmatismo puede suceder junto con miopía o hipermetropía.
  • Presbicia o vista cansada. Se produce cuando el cristalino, que tiene la capacidad de enfocar las imágenes cercanas, empieza a perder esta función a causa de su envejecimiento.

Si no son tratados correctamente, estos defectos pueden ocasionar fatiga visual, dolores de cabeza, picores o una necesidad de entrecerrar los ojos para ver con claridad. Le recomendamos que ante cualquier problema de vista acuda a especialistas que puedan diagnosticarle y tratarle de forma adecuada su dolencia.

En nuestro centro oftalmológico de Barcelona podemos responderle a cualquier duda que tenga, así que no espere más para venir a consultarnos. Si quiere una cita, puede pedírnosla al 93 519 36 36 o venir a nuestra clínica directamente. Estamos ubicados en c/Numancia, 56-58, bajos 08029 Barcelona.

Ante cualquier otra consulta, puede escribirnos a info@aio-oftalmologia.com sin ningún compromiso por su parte. ¡Le esperamos!

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.