operación miopía y astigmatismo

¿Interesado/a en la cirugía de miopía y astigmatismo?

Son muchos los pacientes que confían en los avances médicos y apuestan por la cirugía de miopía y astigmatismo para poder solucionar sus problemas de visión. Si está interesado en esta operación y decirle adiós a su dependencia de gafas o lentes de contacto, ¡en AIO le damos la posibilidad de solucionarlo a través de los mejores profesionales!

Los defectos refractivos más frecuentes en la sociedad son la miopía y el astigmatismo. El primero de ellos da una visión borrosa cuando se enfoca de lejos a personas, objetos o paisajes. Pero ¿por qué aparece esto? Pues bien, el ojo tiene una potencia de enfoque de la córnea o el cristalino que provoca que las imágenes lejanas aparezcan antes de llegar a la retina.
El astigmatismo, por otro lado, se produce al experimentar la córnea una curvatura irregular que hace que las imágenes se visualicen un poco deformadas y el contorno difuminado.

Según los estudios, el 30,1 % de los adultos sufren miopía, en un mayor o menor grado

La miopía simple es la más frecuente, aunque hay personas que tienen la llamada miopía degenerativa. Esta última es aquella en la que los pacientes cuentan con más de seis dioptrías. Este defecto puede aparecer desde los diez años y puede avanzar hasta pasados los 30 años. También pueden presentar lesiones degenerativas en la retina, siendo estas más frecuentes en mujeres a partir de los 50 años.

La cirugía de miopía y astigmatismo

Como en otras intervenciones, para poder efectuar este procedimiento, se deben cumplir unos requisitos. Estos son: el paciente debe ser mayor de edad, debe tener una graduación estable desde hace mínimo un año y tener una exploración oftalmológica que no contraindique la intervención.

En AIO realizamos esta cirugía a través de un método muy avanzado y eficaz, el LASIK, con el que, a través del láser Excimer, podemos corregir la miopía (de 1 a 7) y el astigmatismo, introduciéndonos en las capas internas de la córnea y modificándola corregir el defecto refractivo.

Por otro lado, para aquellos pacientes jóvenes que cuentan con miopía elevada, visiones límite u otros problemas, existe la implantación de una lente intraocular fáquica, para poder corregir este defecto.

En los pacientes mayores de 45 años, con defectos refractivos elevados e, incluso, con presencia de cataratas incipientes, recomendamos la técnica de facoemulsificación. ¿En qué consiste este método? Es la eliminación del cristalino y colocar un lente intraocular que lo substituya. ¡Este tratamiento ofrece unos resultados excelentes! Además, hoy en día las lentes intraoculares multifocales, permiten disminuir la dependencia de la corrección óptica para visión próxima en el caso de presbicia.

Si está interesado en dejar de depender de sus gafas o lentes de contacto, le sugerimos que acuda a nuestro centro de oftalmología y se informe de todas las posibilidades que tenemos para usted, como la cirugía de miopía y astigmatismo.